Análisis Clínicos

Los Análisis Clínicos consisten en  exámenes cualitativos y cuantitativos de determinadas sustancias de nuestro organismo con el objetivo de determinar si sufrimos algún trastorno o anomalía según una referencia estándar.

Los análisis forman parte de las pruebas complementarias que ayudan a diagnosticar o descartar una enfermedad y son realizados por un laboratorio de análisis especializado.

Existen criterios que nos ayudan a clasificar los diferentes tipos de análisis clínicos . Éstos son:  el campo de estudio ó el tipo de información obtenida.


Análisis según el campo de estudio:

  1. Análisis químicos: Determinaciones de la concentración de un fármaco en sangre, o bien por ejemplo,  la concentración de cloro, de nitratos,  de arsénico, etc. en el agua de la red de abastecimiento pública.
  2. Análisis bioquímicos: Se centran en las concentraciones de los distintos componentes químicos de los organismos vivos como  por ejemplo: iones, glucosa, vitaminas, hormonas, colesterol…
  3. Análisis hemáticos: estudian todos los componentes de la sangre tales como glóbulos rojos,  hemoglobina,  glóbulos blancos,  plaquetas,  factores de coagulación y otros elementos relacionados con la sangre.
  4. Análisis microbiológicos: Determinan los microorganismos en la muestra analizada,  para evaluar la posibilidad de una infección o encontrar cualquier tipo de anomalía ajena o no al organismo. Se centran en bacterias y hongos, y poseen un peso considerable en la industria farmacéutica.
  5. Otros: Análisis genéticos,  Análisis cromosómicos y Análisis funcionales (como los practicados a los espermatozoides).


Análisis según el tipo de información obtenida:

  1. Análisis cualitativos:   Solamente pueden indicarnos si la muestra analizadatiene la característica buscada pero no en qué concentración está en la muestra. Estos suelen ser más rápidos y más sencillos. Como ejemplos tenemos: test de embarazo y el test de drogas (ambos determinan la presencia de hormona o de droga en cuestión).
  2. Análisis cuantitativos: Dan resultados numéricos y cuantificables, son más complejos que los anteriores.
        Análisis semicuantitativos:  es un intermedio entre los dos anteriores dan alguna información sobre la concentración de la sustancia buscada. Las tiras reactivas pueden ser un ejemplo de ello.